Mientras el 64% de las entidades en el país desarrolla algún tipo de programas para abordar el estrés, a nivel mundial esta cifra llega al 90%. Sólo el 18% de las empresas posee programas para que sus trabajadores dejen de fumar, en comparación con el promedio mundial que alcanza a 38%.

Sigue leyendo>>